Mi Amor está crucificado

clara escribiendo.JPG

La gracia de la vocación y la elección

        
"Entre las innumerables gracias que hemos recibido y diariamente recibimos, del  que nos da con esplendidez, el Padre de las Misericordias, y por los que mayormente debemos dar gracias al mismo Padre glorioso, está el de nuestra vocación, pues cuanto más perfecta y mayor es, tanto más es lo que le debemos a Él. Por eso dice el apóstol:

 ¡ conoce tu vocación !

El Hijo de Dios se ha hecho para nosotras Camino, que nos mostró y enseñó, de palabra y con el ejemplo, nuestro beatísimo padre Francisco, verdadero amante e imitador suyo."
(Testamento de Santa Clara)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada